Emigrar NO es fácil para nadie, pero para una que está acostumbrada a sus coqueterías cotidianas Primor fue una especie de salvación y paraíso.

Empezando déjenme decirles que solo se que esta en España, en Barcelona se que hay varios distribuidos por los principales barrios y centros comerciales, así que debes tener uno cerquita de ti.

Y aunque se denominan que son una perfumería, estoy super segura que su fuerte en ventas no viene de este departamento, al entrar lo primero que vas a ver son carteles sobre marcas que no conoces pero te enganchan con el “1.99 €” que ponen.

Yo entre un poco recelosa al principio, pues las primeras marcas que ves son cosas que mira NPI, barato pero lo conoceran en su casa… Luego que vas por los pasillos y curioseas un poco encuentras desde Mabelline hasta Inglot.

Aquí en españa cada local es independiente de poner el precio que desea a los productos, un mismo labial puede valer distinto en cada tienda y lo que más me gusta de primor es que hasta lo que he visto hoy en día tienen los precios más bajos en casi todo.

Allí he comprado mis tintes estos meses, labiales, pinturas de uñas y mascarillas de cuidado, me quedé loca cuando descubrí el gel de aloe, agua de rosas y las promociones mensuales que tienen, el agua micelar de garnier me salio en 3.99€…

Come on… yo se que tal vez el maquillaje no sea prioridad para un venezolano que recién llega a otro país, pero consentirnos con un poco de coquetería de vez en cuando y con un buen precio y con productos de calidad (y marcas que apenas soñabamos en Vzla) se siente bien, motiva y ayuda a la adaptación que sufrimos a estos lugares tan nuevos y diferentes.

Si no estás en un lugar con algún local cerca, rela… venden en su web www.primor.eu y atienden siempre por su IG @PPrimor

¿Han probado algunos de estos productos o ya conocían este hermoso lugar?

Un besito desde el frío invierno en España.

A ♥

 

Leave a Response

share on: